Si planeas volar con niños, ya sean bebés o estén más crecidos, es necesario que tomes en cuenta una serie de consideraciones que harán de vuestro vuelo una experiencia agradable y amena. Continúa leyendo para descubrir trucos para viajar con niños en avión sin complicaciones.

Requisitos de las aerolíneas para volar con niños

Es importante que conozcas la normativa de la aerolínea con la que planeas volar con niños. Si quieres evitar sorpresas desagradables debes tener en cuenta que cada operador tiene sus propias peculiaridades, si las conoces evitarás sentirte incómodo en lo que dura vuestro viaje en avión.

Por ejemplo en la mayoría de operadoras, como Air Berlín o Air Europa, los menores de 2 años no ocupan plaza propia, pero si pagan billete, mientras que por ejemplo con Air France viajan gratis aunque tengas que llevarlos en brazos, pero viajando con British Airways puedes solicitar asiento propio para el bebé siempre que sea mayor de 6 meses.

Embarque y a bordo volando en avión con niños

Si quieres que volar con niños pequeños no se te complique intenta que vayan al baño antes de subir al avión, para evitar desplazamientos en la terminal del aeropuerto. La mayoría de compañías aéreas dan embarque prioritario a las familias con niños, aunque puede que no sea vuestro caso, intenta evitar una larga cola de pie, nadie te quitará tu plaza y evitarás que los niños estén quejosos el resto del viaje.

Porta un kit de actividades puedes llevar libros, cuadernos, pequeños juguetes, pinturas y lápices para que permanezcan entretenidos dentro del avión, ropa de abrigo por si notan frío con los cambios de temperatura a bordo y no olvides llevar agua, ya que los viajes en avión producen una ligera deshidratación.

Dolor de oído por cambio de presión y mareos a bordo del avión

Con Ocio Hoteles los mejores consejos para viajar con niños en avión

Si vais en un vuelo con muchas turbulencias. volar con niños puede complicarse porque ellos notan más que nosotros la sensación de mareo. Puede que tu hijo no sienta nada y vaya en el avión tan a gusto, pero si se marea puede tener ganas de vomitar. Un buen truco es llevar bolsitas ( por si acaso) y comprar caramelos antimareo en cualquier farmacia. Son muy económicos y podrían ahorrarte un disgusto.

Puede suceder que con los cambios de presión dentro de la cabina del avión al niño le comience a doler el oído. Esos cambios de presión provocan un gran dolor el los pequeños, que tienen el oído mucho más delicado que nosotros. Una buena solución puede ser la de ayudar al pequeño a realizar la maniobra de Valsalva: que se tape la nariz, cierre la boca y  de esa manera fuerce el aire situado en la parte posterior de la garganta para que se abra la trompa de Eustaquio y se equilibre la presión interna del oído.

 

Para más consejos sobre volar en avión con niños pequeños

puedes leer sobre el Servicio de acompañamiento para menores en avión de las diferentes aerolíneas.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú